Bajo la denominación constelaciones familiares encontramos un proceso terapéutico que tiene como objetivo ofrecer a las personas una vía para liberarse de los conflictos personales que se originaron en su pasado, en su entorno, cuyo origen se sitúa en la historia de su propia familia. Desarrollado por el filósofo, teólogo y pedagogo Bert Hellinger, este método es diferente de la mayoría de los enfoques del coaching basados en la conversación introspectiva.