Qué son las constelaciones familiares: ¿terapia o timo?
Valoración: 5 (100%) 2 votos

Bajo la denominación constelaciones familiares encontramos un proceso terapéutico que tiene como objetivo ofrecer a las personas una vía para liberarse de los conflictos personales que se originaron en su pasado, en su entorno, cuyo origen se sitúa en la historia de su propia familia. Desarrollado por el filósofo, teólogo y pedagogo Bert Hellinger, este método es diferente de la mayoría de los enfoques del coaching basados en la conversación introspectiva.

Las constelaciones familiares descubren cómo las luchas internas de una persona pueden ser fruto de los conflictos originados en el seno familiar. Hellinger defiende que la ansiedad, la depresión, los traumas y algunas enfermedades se revelan a menudo como resultado lógico, no sólo de la crianza de una persona, sino también de los acontecimientos y circunstancias que rodearon la crianza de sus padres, sus abuelos u otras ramificaciones de su árbol genealógico.

Este método, por tanto, pone el foco en la forma en que las personas, de manera inconsciente, soportan y perpetúan las cargas de su familia de origen. Cuando esta lealtad inconsciente al pasado se vuelve consciente, los seguidores de estas terapias prometen al paciente una oportunidad para romper el ciclo, sanar y crear nuevas formas de ser que se alineen más estrechamente con sus propios valores.

¿Qué sucede en una sesión de constelaciones familiares?

Una sesión de constelaciones familiares comienza con una breve conversación entre el paciente (cliente) y el facilitador. Durante la conversación, el facilitador busca comprender qué es exactamente lo que busca su interlocutor para desarrollar el método. Por ejemplo, si un cliente está experimentando ansiedad y quiere librarse de ella, el facilitador puede preguntarle acerca de qué situaciones desencadenan su ansiedad o cuándo comenzó la misma. Después de obtener una imagen de cómo se expresa el problema en la vida de su cliente, el facilitador podrá hacer preguntas que descubrirán el papel que juegan estas dinámicas en su sistema familiar.

Una vez que el facilitador haya recopilado suficiente información para comenzar, le pedirá al cliente que escoja representantes entre los miembros de su familia que sean relevantes para tratar la situación. En un taller grupal, esto significa que el cliente escogerá personas del grupo de trabajo para que representen a diferentes miembros de su familia. Aunque los otros asistentes al taller suelen ser extraños, pueden ser elegidos para representar temporalmente a su madre, padre, hermano, abuelo, jefes, etc.

Lo que se desarrolla es una representación en 3D de la visión que el cliente tiene de su familia, lugar de trabajo u otros sistemas que se estén examinando. Desde el principio, la externalización de lo que antes era una imagen interna comienza a dibujar percepciones. ¿Por qué el cliente ha puesto a su madre tan lejos de su padre? ¿Por qué el representante del cliente parece que está tan alejado de su hermano?

Inevitablemente, surgen nuevas historias que el cliente puede no haber advertido antes de la sesión. A medida que la constelación progresa, la información continúa viendo la luz mientras el facilitador guía a los representantes y trae nuevos personajes para probar diferentes áreas del sistema del cliente. La sesión suele culminar encontrando la configuración que restaura el orden, los recursos, el amor, la fuerza y/o la gratitud dentro del paciente. De hecho, es común que el cliente comente estas nuevas sensaciones en su cuerpo a medida que la sesión llega a su fin.

¿Cómo me puede ayudar una constelación familiar?

Las constelaciones familiares tienen tantos seguidores como detractores. Muchas opiniones incluso aseguran que estas terapias son peligrosas y con resultados nada contrastados. Nosotros no vamos a entrar a juzgar dichos procedimientos. Por el contrario, vamos a centrarnos en analizar qué es lo que defienden los seguidores de Hellinger y de sus métodos terapéuticos, sin valorar sus técnicas ni sus resultados.

Según estos terapeutas, cuando una persona siente que no recibe suficiente apoyo, atención o amor cuando es un niño, esta falta de afecto puede filtrarse en cada área de su vida adulta. Por lo tanto, cuando una constelación ayuda a cambiar la relación de la persona con su pasado o con su familia, los efectos en su vida actual pueden ser muy importantes.

Después de una constelación familiar, el desarrollo constante del proceso en la vida del cliente se conoce a menudo como el ‘período de integración’. En los días, semanas y meses después de la sesión, el cliente comienza a cambiar la forma en que se ve a sí mismo, su sentido, así como a sus padres, su pareja o sus hijos. Durante este periodo de integración, el cliente puede comenzar a presenciar los beneficios de la constelación más allá de las nuevas percepciones que recibieron durante la sesión. Los seguidores de estas terapias aseguran que en las semanas posteriores a la sesión, el cliente puede ver cómo se reduce su ansiedad o depresión y cómo mejora la comunicación con la familia.

A medida que la integración continúa, los clientes a veces reportan cómo los miembros de la familia (representados en la sesión de constelación) parecen estar cambiando sutilmente. Aunque no se entienden por completo los motivos, parece que las familias están tan profundamente conectadas que cuando un miembro entra en una nueva posición dentro de la misma, toda la familia comienza a cambiar en torno a él.

El foco de una constelación, por tanto, es proporcionar al cliente los recursos que necesita para crear el cambio que desea en su vida. Sin embargo, los cambios dentro de otros miembros de la familia pueden ser una sorpresa inesperada y bienvenida.

Preguntas frecuentes sobre las constelaciones familiares

Al igual que hasta el momento, damos respuesta en función de los seguidores de esta disciplina y de sus métodos, sin prejuzgar el contenido ni el resultado.

¿Se pueden hacer constelaciones familiares uno a uno o son siempre grupales?
Los terapeutas aseguran que las constelaciones familiares son tan efectivas uno a uno como en grupos. Bert Hellinger solamente realizó constelaciones familiares en grupo, y por este motivo este proceso ganó una reputación de ser una terapia grupal, sobre todo en los años 80 y 90. Sin embargo, con el tiempo ha sido desarrollada y adaptada para ser igual de efectiva en la práctica privada. Hoy en día, es practicado por miles de terapeutas y coaches en escenarios 1:1.

¿Tienen las constelaciones familiares algo que ver con la astronomía o la astrología?
El término “constelación” viene de la forma en que las sesiones se ven desde la distancia. Los representantes de los miembros de la familia se colocan en la sala para ayudar a entender cómo están en relación con las luchas internas del cliente. A medida que se desarrolla la sesión, la representación en 3D de la familia tiende a asemejarse a un mapa o “constelación”.