Coaching educativo, la clave para ser mejor docente

Coaching educativo, la clave para ser mejor docente

coaching educativo
Coaching educativo, la clave para ser mejor docente
Valoración: 4.8 (96.67%) 6 votos

En la actualidad, el coaching tiene una influencia muy significativa alrededor del mundo, no sólo en los negocios, sino en cualquier disciplina, tanto en el ámbito personal como profesional. Y el campo de la educación no es ajeno a ello. Es por ese motivo por el que el coaching educativo ha ganado adeptos en los últimos años como forma de mejorar el rendimiento de los profesores, los centros y todo el equipo docente.

Como vimos en profundidad en el artículo “¿Qué es el coaching y para qué sirve?”, el término coaching proviene de la palabra coach, que en inglés significa entrenar o entrenador. Se trata, por tanto, de un método en el que se asesora y prepara a alguien para el alcance de sus metas, brindándole los recursos y herramientas necesarias para superar cualquier tipo de limitación.

Debemos saber igualmente que en el mundo existen diferentes tipos y estilos de coaching. Es decir, existen diferentes profesionales que se dedican a brindar una asesoría de distinta índole en función de la materia y las metas que se quieran conseguir. Todos ellos poseen una finalidad en común, identificar tus limitaciones y brindarte las herramientas necesarias para sobrepasar esos límites.

Podemos encontrar en este ámbito disciplinas como el coaching personal, el coaching empresarial, el coaching deportivo o el coaching nutricional, por poner algunos ejemplos. Y por supuesto, el coaching educativo que hoy nos ocupa.

En esta oportunidad, nos dedicaremos a explicar un poco más qué es el coaching educativo y por qué es un método que ha ganado tanta popularidad alrededor del mundo dentro del ámbito de la formación.

¿Qué hace un coach educativo?

Un coach educativo se dedica a establecer un diálogo efectivo con sus clientes (conocidos como coachees), dejando atrás las barreras tradicionales de la enseñanza donde el educador simplemente imparte conocimiento a sus alumnos.

En este caso en particular, y es la razón por la que ha ganado tanta aprobación en el entorno, las personas son capaces de potenciar de manera real su capacidad de resolución y creatividad. Además, se desarrollan habilidades específicas fundamentales para lograr los objetivos marcados por ambas partes (entrenador y entrenado) en el campo de la educación.

El coach educativo no se encuentra por encima de su coachee, sino que están en el mismo nivel. De hecho, el coach también se beneficia de este intercambio, pues le permite conocer sus errores y aprender de ellos, es decir, viene a ser un acompañante en este tan importante proceso formativo y educativo. En el vídeo que tienes a continuación puedes profundizar un poco más en qué es el coaching educativo y cuál es la labor del coach.

En principio, se dedica a incentivar el potencial del coachee. En vez de instruir, el coach encuentra y se encarga de explotar el potencial de la persona. Asimismo, promueve el empoderamiento, haciendo más independientes a las personas, educándose a partir de la responsabilidad y/o del conocimiento. Lo ideal en estos casos es lograr un feedback. Es decir, que una sola persona no sea la beneficiada, sino que, además, el coach también saque partida de esa relación, incrementando el conocimiento.

Y, por último, y no menos importante, tenemos la autoconciencia. Las personas, antes de nada, deben conocer sus propias limitaciones y estar abiertos a cualquier tipo de cambio. Se debe promover la apertura de un espacio a la reflexión, a la observación y, sobre todo, a la interpretación de lo que se esté experimentando. Esto es aplicable a ambos integrantes del proceso de coaching.

Es sustancial, además, que desarrolles en esta experiencia del coaching educativo ciertas competencias que te ayuden a absorber muchas más ideas y consejos. La principal de ellas es la inteligencia emocional, pero también lo son la atención, la paciencia y, por supuesto, la compasión. Sólo así podrás sacar un completo provecho de toda esta fabulosa experiencia de crecimiento profesional.

Herramientas del coaching educativo

Herramientas del coaching educativo

Existen diferentes herramientas que los coaches educativos suelen emplear en su método de entrenamiento o “enseñanza” a las personas que acuden a ellos. Estas herramientas son idóneas para lograr una relación win-win (ganar-ganar) entre el coach y el coachee dentro de la dinámica.

Principalmente, es prudente entender que la finalidad principal del coaching es lograr que el coachee sea completamente consciente de su realidad individual, y con base en ello, proceder a llevar a cabo las distintas herramientas para un coaching educativo totalmente efectivo.

Rueda de la Vida Académica

Este tipo de herramienta es muy empleada por la gran mayoría de los coaches educativos alrededor del mundo. Ésta a su vez deriva de una herramienta comúnmente utilizada en la figura de coaching personal o life coaching, pero con adaptaciones.

Se encuentra compuesta por diferentes fases, fundamentadas en la proactividad, y consiste en realizar una especie de radiografía del alumno por medio de una actividad en la que el coachee deberá autoevaluarse puntuándose en una circunferencia dividida en 10 áreas que influyen en los resultados de su vida académica.

Esta autoevaluación numérica va del 0 al 10, donde el 0 será el centro del circulo y el 10, el extremo de la circunferencia, expresando el nivel de satisfacción y éxito al momento de realizar dicha actividad. Esta dinámica debe ir debidamente acompañada de importantes y poderosas preguntas al coachee, orientas a producir una respuesta basada en argumentos que sustenten o justifiquen la puntuación realizada por parte del coach educativo.

Las diferentes áreas por las que está conformada esta rueda de la vida académica son 10:

  • Agenda Escolar: donde se puntea la capacidad de organización y planificación de la misma.
  • Ambiente de estudio: las condiciones y el sitio donde normalmente trabaja.
  • Material educativo: es decir, la organización de su mochila, cuadernos, carpetas, la documentación, etc.
  • Tiempo en general: la dedicación que realiza al trabajo y/o estudio, y también a otras actividades ajenas a lo educativo.
  • Tiempo que se dedica a las prácticas: referido a trabajos, experimentos, proyectos.
  • Tiempo invertido al estudio teórico.
  • Empleo de las técnicas de estudio: tal como diagramas, esquemas, mapas conceptuales, cronogramas, recursos multimedia, entre otros.
  • Motivación: referido a la fuerza de voluntad y la constancia que se posea referente al ámbito educativo, la participación en clase, el liderazgo y su capacidad para superar los problemas.
  • Soporte externo: se trata del apoyo recibido de compañeros, familiares, profesores privados, clases de refuerzo, y preguntarse si realmente lo necesitan, cuánto les puede servir, y cómo podrían sacarle mucho más provecho.
  • Autoevaluación y la relación interpersonal: es decir, el tipo de relación que lleva con profesores y compañeros de clase, realizando una autocrítica constructiva de sus acciones.

Cuadrante Quiero/Tengo

Ésta es otra de las herramientas comúnmente empleadas en un curso de coaching educativo, y se trata de un simple cuadrante que se encarga de reflejar la cosas que quieres, las que no quieres, las que tienes y las que no tienes para así evaluar la condición actual y las capacidades de solucionar los problemas.

Es decir, podrías no querer unos malos hábitos de estudio, pero al mismo tiempo tenerlo, y así muchos otros ejemplos. De esta forma, de una manera completamente simple y con la correcta intervención de tu coach, podrás definir con claridad las cosas que quieres llevar a cabo para lograr lo que realmente quieres en el ámbito educativo.

D.A.F.O.

El nombre de esta herramienta archiconocida responde a las siglas de “Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades”, en este caso de tu ámbito educacional. Se trata de un cuadrante donde deberás reflejar tus fortalezas de estudio, y las oportunidades, así como las debilidades y las amenazas para lograr el objetivo de estudio que deseas.

Luego de haber realizado de manera correcta el cuadrante y con la debida asesoría de tu coach educativo, deberás formular una serie de estrategias con las combinaciones de este cuadrante, es decir, FO, FA, DO Y DA. En este sentido, deberás integrar una fortaleza con una oportunidad, y a partir de allí, podrás diseñar una estrategia idónea para hacer un debido uso de tus recursos, oportunidades y al mismo tiempo combatir tus debilidades y amenazas.

Lo interesante de esta herramienta es que no sólo podrás reflejar las cosas que tú puedes controlar sino, además, aquellos factores externos con los que podrás jugar para obtener una estrategia realmente efectiva y que podrás aplicar para el logro de tus objetivos educacionales con seguridad.

Todas estas herramientas pueden aplicarse no sólo en el coaching para estudiantes sino, además, en el coaching para docentes, que podrán reflejar tanto en su Rueda de la Vida Académica, en el Cuadrante Quiero/ Tengo, o en el D.A.F.O, todos los aspectos relacionados con la forma en que imparten sus clases y encontrar, junto al coach, las mejores técnicas para mejorar y superarse.

Ejemplo de coaching educativo

Un ejemplo concreto del coaching educativo, orientado a estudiantes, son las situaciones como aprobar una asignatura, aprobar selectividad, superar el curso o certificar un nivel determinado de un idioma, aprobar concursos, etc.

En este caso, el coachee, en comunicación directa con el coach, debe llevar una consecución de sus objetivos, así como un plan de acción orientado a lograr estos fines, ya sea aprobar un examen o pasar un nivel de inglés que tanto trabajo le ha costado, con base en actividades concretas y temporalizadas, donde haga uso de sus fortalezas y mejorando los ámbitos en los que posee debilidades.

En relación a los docentes, aplica la misma metodología, pero orientada a mejorar sus técnicas de enseñanzas, el manejo del tiempo para la corrección de evaluaciones o buscar herramientas y soluciones para que sus alumnos absorban de mejor forma el conocimiento impartido.

En definitiva, el coaching educativo nos muestra un claro e importante cambio de rol por parte del profesor en el que éste pasa a un segundo plano y se convierte en un guía que te acompañará en el proceso de aprendizaje. Es por ello que, en los últimos años, se ha convertido en una tendencia y en un método completamente efectivo y preferido por las personas que buscan aprender y mejorar sus áreas ocupacionales, de una forma clara, sencilla, práctica y, sobre todo, con resultados garantizados.

Finalmente recuerda que en un proceso de coaching educativo el coach no te dará respuestas, sino que hará las preguntas necesarias que te ayudarán a encontrar tu propia respuesta.

¿Te atreves a probarlo?

Webinar de coaching educativo

Queremos terminar este repaso con un interesante webinar impartido por Juan Fernando Bou, psicólogo y coach profesional, que nos habla de manera magistral sobre el modelo tradicional de educación y todo lo que podemos conseguir con el coaching educativo. Son más de 40 minutos de charla de una de las principales referencias en este sector, así que te recomendamos que te pongas cómodo y disfrutes de sus palabras.

No hay comentarios. Sé el primero

Tu dirección de email no será publicada.